4 de septiembre de 2012

Técnica del Moldeamiento de Conducta

La Técnica de moldeamiento, es una herramienta educativa que se utiliza generalmente para enseñarle una conducta nueva al niño (vestirse, amarrarse los zapatos, comer, etc.). Se la puede aplicar a bebés, niños pequeños o en niños y jóvenes que tengan autismo, parálisis cerebral, síndrome de down, etc. que esten aprendiendo habilidades de autonomía, motricidad, etc.

Se le llama -moldeamiento- porque básicamente lo que se hace es ir moldeando (mediante varios pasos) el aprendizaje de una conducta hasta llegar al objetivo de "aprender a hacerlo solo".

Por ejemplo: Enseñanza de lavado de manos.



Esta técnica se la puede aplicar de 3 formas diferentes:


1. Moldeamiento por aproximaciones sucesivas:

Es cuando se le va enseñando al niño desde el paso 1 (Por ejemplo: abrir la llave)  hasta que domine ese primer paso; y mientras tanto, en los pasos posteriores se lo sigue ayudando. Luego le enseñamos el paso 2 (Por ejemplo: coger el jabón) hasta que lo domine tambien y lo haga solo como lo hace con el paso 1. Una vez aprendido los dos primeros pasos le continuamos enseñando el paso 3, 4, 5 ,6 y 7. Hasta que al final solo le tendrá que decir "es hora de lavarse las manos" y su niño lo hará solo.




2. Por encadenamiento hacia atrás:

Es muy parecido a aproximaciones sucesivas, pero esta vez se le enseña al niño a hacer los pasos sin ayuda de forma inversa (Por ejemplo: empieza su aprendizaje desde el paso 7 hasta el paso 1). Es decir, se lo ayuda durante todo el recorrido del lavado de manos pero en el paso 7 que es cerrar la llave, se le enseña a hacerlo solo. Luego, una vez dominado el paso 7 se lo vuelve a ayudar durante todo el recorrido pero se lo deja solo en el paso 6 y 7. Asi sucesivamente hasta que domine los siguientes pasos 5, 4, 3, 2 y 1.




3. Por encadenamiento de actividades distintas:

Es cuando la conducta que deseamos que aprenda se la divide en pasos, pero cada paso se lo enseña en diferentes momentos, de forma separada. Al final cuando ya sepa hacer cada uno de los pasos solo, se los encadena para lograr la habilidad completa (Por ejemplo: vestirse).



Recuerde:
  • Durante el aprendizaje de los pasos, premie cada intento por más pequeño que sea (Por ejemplo: "Muy bien", "Que bien lo haces", "Vas muy bien, tu si puedes", etc.). Es importante para los niños subir su autoestima, sentir que sus intentos son bien reconocidos los animará a seguir intentando hasta lograrlo.
  • Estas ayudas especiales, deben ir disminuyendo hasta eliminarlas por completo. En el caso de los niños por ejemplo: con autismo, suelen acostumbrarse a la ayuda. Deje que lo intenten solos, deles un espacio de tiempo de espera para que lo intenten, utilice la instigación en algunas ocasiones (sólo de ser necesario).

1 comentario:

  1. Excelente, muchísimas gracias, era lo que estaba buscando...

    ResponderEliminar