10 de junio de 2012

Agendas para niños con N.E.E.

Una de las interrogantes más grandes en los talleres de orientación de padres es cómo poder ayudar a los niños a organizarse. Una vez que se tienen claros los objetivos, la forma en que se quiere llevar acabo las actividades y se dispone de tiempo para enseñar a los niños a llevar una agenda, el futuro será mucho más fácil de llevar, el caos disminuirá significativamente, los días serán más ligeros y dispondrán de más tiempo para poder compartir en familia.  

Existen una variedad de agendas que pueden ser utilizadas para niños con N.E.E. (Necesidades Educativas Especiales), especialmente cuando forman parte de los T.G.D. (Trastornos Generalizados del Desarrollo) o T.E.A (Trastornos del Espectro Autista).

Enseñarle a un niño a utilizar una agenda es un proceso que toma tiempo y paciencia. En el caso de los niños con autismo que presentan un problema importante en su memoria secuencial, no les permite organizarse y no logran anticipar ciertas situaciones que se darán durante su día son más propensos al estrés y la ansiedad que muchas veces se manifesta con temor, agresión o depresión. Ayudar a los niños a construir sus días, semanas, meses y su vida en general, es parte escencial del aprendizaje que deben recibir.

Muchas veces los adultos damos por hecho que los niños aprenden a utilizar una agenda durante su escolaridad, pero la realidad es que en la escuela el "horario de clases" no es un agenda personal.

Si queremos que además de tener una organización en su vida, tengan flexibilidad y acepten de mejor manera los cambios inesperados, debemos enseñarles paso a paso cómo utilizar y revisar varias veces al día su agenda.  Saber si el niño tiene retraso o si posee un nivel aceptable de escritura y comprensión lectora, nos ayudará a encontrar el tipo de agenda con la que seguramente se sentirá más cómodo.

Nivel inicial:

1. Elegir el material que se debe utilizar dependiendo del niño. Según el método TEACCH tenemos 3 tipos:
    •  Objetos de transición: se refiere a un objeto que represente una situación o lugar específico. Por ejemplo: un cepillo de dientes para el lavado de dientes. Los niños que más utilizan este tipo de materiales son los no videntes y los niños que tienen un retraso mental importante.
    • Secuencias de objetos: quiere decir que se ponen pequeñas partes de objetos envueltos en plástico transparente que puedan ser colocados en un tablero secuencial para que el niño pueda entender cual será su siguiente actividad. Por ejemplo: un lego (hora de jugar), un pedazo de borrador (hora de hacer deberes), un pedazo de tela igual a su edredón (que represente su cama, indicará que es hora de dormir), etc.
    • Fotos o dibujos (pictogramas): para el uso de pictogramas se recomienda que sean siempre los mismos en todos los ambientes que este el niño (su casa, la casa de los abuelos, la escuela, en la terapia, etc.). Por ejemplo: los pictogramas de arasaac. http://catedu.es/arasaac/descargas.php
2. Tener en cuenta el nivel en el que el niño se encuentra con respecto a la utilización de pictogramas. Se comienza por presentarle las tarjetas una por una asociadas a una situacion en particular, ir incrementandolas cuando se vaya familiarizando con ellas y luego elegir las que se ajustan a su rutina y descartar las que no serán inmediatamente necesarias.

3. Agendas diarias: son las agendas con las que se recomienda empezar. La de nivel inicial sólo tiene el día de la semana y una tira de velcro donde colocar primero 2 o 3 tarjetas de 5cm. aproximadamente y luego hasta 5 o 6 tarjetas que representen las actividades de la mañana, de la tarde o de la noche. En el lado izquiedo-abajo debe haber un casillero donde pega la tarjeta de la actividad que se está realizando en ese momento y una vez realizada se la guarda para pegar la siguiente actividad. De esa forma los niños no se pierden en la secuencia y cuando logren suficiente autonomía se podrá saber en todo momento lo que estan haciendo.

4. Nivel medio: una vez que domine el primer nivel se le debe enseñar los estados del tiempo y la diferencia entre la mañana, la tarde y la noche (am. y pm.). Se colocan dos tiras más de velcro donde se podrán ordenar todas las actividades del día en el tablero. En este punto el niño tendrá la capacidad de ampliar la visión de su día completo.
5. Nivel avanzado: el joven deberá aprender los meses del año y tener un alto nivel de escritura y lectura comprensiva. En este punto se inicia colocando los pictogramas en la parte inferior del tablero; y a medida que el niño se familiariza con los pasos escritos se retiran las tarjetas. Es muy importante que después de haber finalizado la tarea se marque con un visto, se tache la palabra o se pegue un sticker en el paso realizado para no perder el hilo de la secuencia.
6. Agenda semanal: para pasar a este tipo de agenda se debe dominar el nivel medio o avanzado. La destreza que se deben ejercitar es la hora divida en 3 partes del día, la mañana, la tarde y la noche.
Otra alternativa de agenda semanal para las personas con alto nivel de escritura y comprensión lectora sería una agenda escrita. Para poder dominar este tipo de agenda, el joven debe comprender a la perfección las horas del día.

7. Agenda mensual: esta agenda debe permanecer presente desde que se inicia el proceso. Es una agenda familiar donde todos los integrantes estan informados de las actividades grupales. Al ayudar al niño a realizar su agenda personal se debe consultar la agenda mensual para no olvidar ningún acontecimento que deba informarse con tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada